El otro corazón de la FMF: nuestro trabajo en África

 

 

El trabajo de la Fundación Mujeres Felices va más allá de nuestras fronteras. De la mano de la ONG BIBIR AFRICA, impulsada por nuestra fundadora y presidenta Emma Jiménez, y con la inestimable ayuda de nuestro director en África Occidental Abdou Wahabo Ouedraogo, la fundación lleva a cabo un intenso trabajo en Burkina Faso desde el año 2003. Descubre más sobre nuestras acciones en nuestro primer post del mes de noviembre :-)

El Proyecto MGF - Mutilación Genital Femenina

El Proyecto MGF tiene como objetivo ayudar a las víctimas de una de las prácticas más brutales que se está ejerciendo contra las mujeres en la actualidad. En Burkina Faso, la FMF facilita cirugía reparadora a las mujeres víctimas de la MGF con graves secuelas, un proyecto en el que trabajamos de forma conjunta con la ONG BIBIR AFRICA, nuestra organización hermana que lleva desde 2003 trabajando en proyectos orientados a los grupos más vulnerables, principalmente niños y mujeres.

 

Para llevarlo a cabo contamos con dos grandes líneas de acción:

  • Campañas de sensibilización y prevención de la práctica de la MFG

  • Operaciones de cirugía reparadora como la desinfibulación y solución de los problemas de salud y dolor surgidos a consecuencia de la MGF


Pero más importante aún que dar a conocer lo que hacemos allí, y para lo que toda ayuda es más que bien recibida, es saber en qué consiste la MGF y qué consecuencias tiene en aquellas personas a las que se les ha practicado.

 

En primer lugar hay que saber que hay tres tipos de prácticas:

  • Clitoridectomia: se trata de la resección total o parcial del clítoris y/o del prepucio.

  • La escisión: se trata de la resección total o parcial del clítoris y los labios menores.

  • La infibulación: hablamos del estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores lo que suele dejar solo un pequeño orificio para orinar y la menstruación.


Y en segundo lugar hay que poner el foco de atención en las consecuencias que tiene, ya que son muchas tanto a corto como a largo plazo:

  • Complicaciones inmediatas: dolores, hemorragias, tétanos, sepsis, retención de la orina, llagas abiertas y lesiones en los tejidos.

  • Consecuencias a medio y largo plazo: infecciones, quistes, fístulas, frigidez, complicaciones en los partos, esterilidad, depresión, ansiedad.


Se trata de una práctica muy extendida, encontramos a 140.000.000 de mujeres mutiladas en todo el mundo, una práctica a la que tenemos que conseguir ponerle fin. Nuestra pequeña contribución llega de la mano del incansable e inestimable trabajo de Abdou Wahabo en Burkina Faso, que ha logrado salvar a miles de niñas de la mutilación y ha facilitado cirugía reparadora a más de 150 víctimas. Pero el trabajo no ha terminado, tenemos que lograr que ninguna de las 6.000 niñas al día que son sometidas a la FMF lo sea y que estas prácticas desaparezcan de una vez por toda de los países de África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático.

 

 

Recuerda que si quieres colaborar con nosotros en los proyectos que llevamos a cabo en África o bien en cualquiera de las otras iniciativas que impulsamos desde la Fundación Mujeres Felices puedes hacerlo pinchando aquí. ¡Muchas gracias por leernos!

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 7, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo