La Ley Maria da Penha: un instrumento primordial para proteger los derechos de las mujeres brasileñas

October 26, 2018

 

Sí, agredir a una mujer, ya sea  física o psicológicamente es un delito y una violación de​  sus derechos, sin embargo, día tras día miles de víctimas ​se​   suman a los  datos estadísticos en nuestro país.​ ​

Estamos sujetos a los deberes y​   derechos, sin distinción de sexo, raza, condición social o​  económica, pero hablar de los derechos de la mujer en​    Brasil sigue siendo difícil, especialmente en lo relativo a la  violencia en sus múltiples interfaces.​
 
​Muchas mujeres todavía no son conscientes de sus​  derechos, y muchas tampoco del significado de la violencia.

La​   violencia e​s  ​ la "acción o efecto del uso de la fuerza​  física o intimidación contra la moral ​por​   medio de un ​ acto violento ".​

​En relación a lo que  les sucede​ a las​  mujeres brasileñas, es ​la​   dificil distinción, por grande parte de​   ellas, de diferenci​ar​ la fina línea que separa la​  violencia en el lugar de trabajo o en las calles, con la que​   se practica en el hogar.​ ​

Es  aquí donde sus compañeros son​  capaces de infligir daño, no sólo física  sino también​  emocionalmente, dejando una marca indeleble en sus​   vidas.​
 
​Campañas de promoción para la​   comprensión de lo que es la violencia contra las mujeres,​   en particular ​la que​   ocurre en sus hogares,​ han  sido realizadas ​en este país.

Han​   sido emitidas ​ en horario de máxima​  audiencia en la televisión.

​La mayoria de las campañas hablan de las  muchas​   excusas ​por parte de las victimas ​delante de sus familiares ​ en medio de la vergüenza,​   humillación y desesperación, en el que  empiezan a vivir como  los rehenes​​    del​ miedo, el dolor y con  una sensación de​ impotencia.
 ​
​A la vista de los tratados de derechos​  humanos suscritos por Brasil, ​que hacen ​la​ defensa  ​al​ respeto​   ​a​ la vida,​ a​ la dignidad, ​a ​la integridad física y moral, lo​   que hemos visto es la falta de respeto a las mujeres en sus​   múltiples formas, es el entorno de​l​  ​trabajo o en sus hogares.

La intimidación de los​  casos, el acoso sexual y el acoso en las calles, ya no es​   tabú en el país y ahora podemos hablar ​sin​  ponernos en la  posición de  culpables, sino de​ víctimas.

Nuestra cultura es machista.
 
​Sin embargo, si​ somos en gran medida independientes, ​tenemos ​ la audacia profesional y esta​mos​  comprometidas con la mejora del país,  tenemos​ la  ​otra cara d​e​ la​​ mo​n​eda.

Hay mujeres que​   incluso ​sufren  acoso, amenazas,​ violencia, tanto física como moral, están aisladas del​   mundo y  ​llevan​   una vida de   miedo, en la desesperación de su​ angustia. 

La campaña de protección de​  los derechos de ​las ​mujeres  llevará una luz de esperanza a estas mujeres​​.​
 
 Uno de los instrumentos más​ importantes para la protección de los derechos de la mujer​ en nuestro país es la Ley ​"​Maria da Penha​"​.

Esta ley lleva el nombre de la biofarmacéutica​ Maria da Penha Maia Fernandes, víctima ​​dos veces ​de intento de asesinato por su marido y ganó notoriedad al presentar su caso a la Comisión​ Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (Organización de Estados Americanos).

La Ley Maria​ da Penha es considerada un avance, ya que reconoce como ​crimen intrafamiliar a la violencia doméstica, tipifica las situaciones violentas que​ determinan la aplicación de la pena de prisión al delincuente  y orden de remisión de las víctimas y sus familias a los​ servicios de protección y bienestar.
 
 ¿Qué dice la ley?
 
 • Tipifica y define la violência doméstica y familiar contra la mujer.
 
• Establece las formas de violencia doméstica  contra las mujeres como física, psicológica, sexual,​ patrimonial y moral.
 
• Determina que es una violencia doméstica contra las mujeres,​   independientemente de su orientación sexual.
 
• Determina que la mujer sólo puede renunciar a​  la demanda ante el juez.
 
• El pago de multas o pensión de alimentos están proibidos.

• Cambia el Código de Procedimiento Penal para que el juez no decrete la libertad​ condicional cuando haya riesgos para la integridad física o​   psicológica de la mujer.
 
• Cambia la    ley de ejecuciones penales para permitir que el juez​   determine la asistencia obligatoria a los programas de  rehabilitación de  delincuentes y de​ reeducación.
 
• Si la violencia doméstica se comete contra las mujeres con discapacidad, la​ pena se aumentará en una tercera parte.
 

C​ontratiempos​. Hay Muchos.​  

Uno de ellos ​es el  alcance de la ley, en los rincones más​  alejados del país, así como su implementación y​  estructuración.
 
No todas las ​ciudades están list​a​s para recibir a las​  víctimas y remitirlos a los servicios sociales, que​ también es precaria.

En los hospitales, hay personas que no​ están preparadas para atender a las víctimas, y por esta razón,​ muchas mujeres se sienten aún más violentadas.

​Los hogares de acogimiento no ​aportan  un gran número de víctimas, sino que también ha sido una característica​ importante cuando la justicia es lenta en ​decidir el futuro de las​   victimas.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 7, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo