¿Abrazos?

October 5, 2018

 

Si hay una palabra que se une a la de abrazos es reconfortar. 

Abrazar implica primero entrar al espacio vital de otra persona y segundo unirse en lo físico para sentir en tu propio cuerpo el del otro.  Los corazones se unen durante el tiempo que dura el abrazo y se descubre en el nivel inconsciente mucho más de lo que se hace con  la mirada o con solamente darse la mano. Permitirte sentir al otro en un abrazo es como abrir una puerta a otro mundo distinto al tuyo, y el recibir en tu cuerpo las sensaciones que te ofrece el abrazo es una experiencia que deberíamos permitirnos más a menudo y no solo cuando queremos ser nosotros reconfortados.

Son muchos los efectos positivos de los abrazos. El poder del abrazo se ejemplariza muy vivamente en el gesto de la madre cuando toma a su hijo, es lo primero que ella necesita hacer en el instante después de dar a luz, y lo seguirá haciendo en el momento de amamantarlo, en ese acto es además cuando la madre segrega la hormona de la oxitocina, una hormona llave de la felicidad y para el bebé siempre supone sentirse resguardado de todo peligro.  Para los niños un abrazo es el lenguaje perfecto para que superen sus miedos y poder crecer con mayor seguridad y confianza.

Bebes, niños, adultos, ancianos…. Todos necesitamos de los abrazos, gracias a los abrazos podemos segregar mayor serotonina y dopamina, realmente es así, el contacto físico provoca experimentar una agradable sensación de bienestar, una armonía interior en ese momento. Incluso hay estudios que demuestran que pueden disminuir el apetito por ansiedad y ayudar a dormir más tranquilos pues favorece reducir la tensión.

Algunos abrazos permanecen en nuestra memoria por mucho tiempo. ¿Recuerdas esos abrazos en los cuales te olvidas del mundo y por unos instantes sientes la plenitud del momento?.

Además, hay algo que aprendemos muy importante gracias a los abrazos, tan importante como el equilibrio entre el dar y recibir, una clave para sentirnos más satisfechos en todas las relaciones personales.

En un abrazo prolongado, de esos que damos con los ojos cerrados, vamos a experimentar muy claramente como la mente se relaja, el cuerpo también y soltamos el dolor que arrastramos, así que también podemos decir que el abrazo es analgésico, realmente hay estudios que demuestran que personas enfermas en un hospital aumentan su capacidad inmune cuando reciben abrazos. Verdaderamente el abrazo es un soporte afectivo que mejora la calidad de vida e incluso me atrevo a decir que alarga la vida.

En distintos momentos del día nos podemos sentir agotados, faltos de energía física y peor aún de energía anímica, una energía imprescindible para estar motivados, pues hay un remedio fácil y sin contraindicaciones, el abrazo que nos puede llenar de esa energía y no solo para el que la recibe también para el que lo ofrece.

Abrazar es un gesto de amor y el alimento primordial para todos es el Amor.

No pierdas nunca la oportunidad de abrazar y ser abrazado, no sabemos por cuanto tiempo tendremos a nuestros padres, pareja, hijos, amigos a nuestro lado, y tampoco conoceremos bien a las personas con las que compartimos tiempo en el día a día en el trabajo, en tu comunidad, en la escuela, si aún no os habéis dado un primer abrazo.

Muchos conflictos se han resuelto con un abrazo, primero te puedes resistir un poco, pero cierra los ojos y verás cómo te olvidas de las mil y una razones de la mente, y el corazón se abre, agradece y perdona.

¿Te quedan dudas de que abrazar es una maravilla?

Haz bien a tu corazón y abraza más y déjate abrazar.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 7, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo