¿Intrigados por la bioquímica entre los enamorados?

July 6, 2018

 

Estar enamorados tiene su efecto a un nivel físico de manera muy evidente, perdida de sueño, pérdida de apetito, hiperactividad, cambios en la tensión arterial. La química del amor se mide en una serie de sustancias que nos atrapan a la pasión amorosa. Se pone en marcha todo el sistema nervioso, y desde el hipotálamo se envían mensajes a las glándulas del cuerpo, la adrenalina y noradrenalina aumentan en las glándulas suprarrenales y todo el sistema nervioso se activa irremediablemente.
 
El enamoramiento, a un nivel orgánico, sucede cuando la feniletilamina, compuesto de la familia de las anfetaminas, inunda el cerebro y esté responde mediante la secreción de la dopamina, el neurotransmisor responsable del comportamiento y la capacidad hacia el deseo y por tanto hacia lo que proporciona placer. Otros mensajeros químicos del deseo sexual son la segregación de norepinefrina y la oxitocina, los neurotrasmisores se ponen en marcha y el resultado es la pasión irrefrenable de querer estar con el otro, o lo que es lo mismo el enamoramiento. Esta combinación de compuestos es el cóctel bioquímico que permite a los enamorados permanecer horas haciendo el amor o hablar incansables sin necesidad de dormir y descansar, un verdadero torrente de energía y optimismo.
 
La antropóloga y profesora de investigación Helen Fisher, afirmó en sus investigaciones una aportación muy interesante, identifica en el cerebro humano los tres aspectos del amor: el deseo sexual, la atracción y la unión. En base a sus estudios el deseo sexual es producto de la testosterona, en este caso la causante del impulso inicial que nos hace buscar pareja, y los hombres son más susceptibles a la acción de esta química, con lo cual se puede afirmar que ellos se enamoran más rápido y fácilmente que las mujeres. Lo siguiente es la atracción relacionados con los niveles de serotonina y dopamina un neurotransmisor cerebral que se relaciona con la sensación de bienestar. Y nos confiere los sentimientos de seguridad, comodidad, paz y optimismo junto a las endorfinas, que son compuestos químicos naturales de estructura similar a la de la morfina y otros opiáceos, y con toda esta revolución bioquímica se comienza una nueva etapa, la del apego y esta fase lleva a la siguiente aspecto del amor: la unión. Por ello se sufre tanto al perder al ser querido, dejamos de recibir la dosis diaria de narcóticos. Está actividad bioquímica puede perdurar por años y no está claro cuánto tiempo, pero es cierto que la atracción bioquímica decae en los enamorados. Y entonces las parejas se separan o el amor se consolida. En este caso la unión a través del vínculo y la atracción que evolucionan hacia una relación más calmada, duradera y segura y, llegados a este punto, es importante saber que la hormona responsable de ello es la oxitocina y la vasopresina. Por suerte la unión es el sentimiento más duradero, mucho más que el enamoramiento pero también puede disminuir o quedar relegado por otros sentimientos, para mantenerlo se necesitan compatibilidad e intereses mutuos, que son los que en parte sustituirán el primer bombardeo químico del enamoramiento inicial. Otra buena noticia es que hay investigaciones que afirman que amar y estar en unión de pareja es bueno para nuestra salud, vivimos más años, enfermamos con menos frecuencia y es un gran apoyo al éxito en las otras áreas de la vida.
 
 Además de las hormonas también es importante añadir que hay otros factores determinantes para la intrigante química entre dos personas, ese factor es el olor, todos desprendemos feromonas que pueden resultar atractivas para los demás. Las feromonas no son exclusivas del ser humano existen en todos los animales. Interesante reflexionar sobre el hecho que de forma inconsciente e instintiva escogemos al hombre o mujer por el olor, con ello podemos distinguir  las variaciones genéticas más amplias y tan necesarias para el sistema inmune más favorable de la descendencia. Además son esas sustancias químicas llamadas feromonas  las que utilizamos para atraer sexualmente a los miembros de tu misma especie, lo hacemos nosotros y también se observa claramente en cualquier otra especie animal, atracción o rechazo es la base de la interrelación entre los miembros de las especies. Interesante es  conocer que si hay una reina entre las feromonas esa es la copulina, una feromona secretada en exclusiva por las mujeres durante el periodo de ovulación y es la responsable de disparar los niveles de testosterona en los hombres.

 

Es importante  destacar que las feromonas se producen sobre todo durante el ritual olfativo al besarse. Es en este acto amoroso cuando se intercambian gran cantidad de información genética, y con ello nuestro instinto sabe el grado de histocompatibilidad que existe, un factor importante a la hora de escoger el padre o la madre de los hijos. Así que la recomendación es besarse inspirándose profundamente para sentir el aroma de cada uno. Normalmente las mujeres encontrarán más excitantes el olor de hombre con un código de feromonas distinto al suyo, a excepción, y aquí el dato curioso, hay estudios que demuestran que las mujeres que toman píldora anticonceptiva prefieren el olor de feromonas de mismo tipo que el suyo, esto puede traer consecuencias para escoger realmente la persona realmente compatible genéticamente para la procreación.
 
Llegados a este punto no cabe la menor duda de que el enamoramiento tiene una base científica que demuestra que más allá de la razón y del corazón, nuestro cuerpo y cerebro son los responsables de la unión sexual y afectiva. Y en una sociedad tecnológica como la actual que tiene muchos enamorados virtuales, si esos enamorados no se besan, no se huelen, no se abrazan difícilmente van a poder saber si es posible una atracción y una unión. Por ello tantas decepciones cuando dos personas, que aunque atraídas por lo que comparten en la distancia, cuando están cerca todo se puede desvanecer como quien despierta de un sueño o realmente disfrutar del amor y la pasión.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 7, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo