Mujeres trabajadoras en la sociedad actual

June 29, 2018

 

Resulta innegable que actualmente somos testigos de un injusto y desigual escenario social en el que la mujer es la que, en la mayoría de los casos, compagina el trabajo con la asunción de responsabilidades y cargas familiares.

Así es posible apreciar cómo el género femenino es, aun hoy, objeto de una doble discriminación silenciosa tanto por su condición biológica reproductiva como por las responsabilidades familiares que la misma asume en el seno de la sociedad actual,  situación ésta que podría definirse como la carga por parte de la mujer de una “doble jornada laboral”.

La manifestación práctica de esta realidad no es otra que una competencia claramente desigual entre hombre y fémina en el acceso y promoción laboral.

Lo cierto es que de poco sirve innovar legislativamente en este tema si es la propia sociedad la que no cambia sus pautas de comportamiento concientizándose de que a ambos progenitores les corresponde asumir el mismo grado de compromiso y dedicación en la realización de las tareas domésticas y de atención de los hijos.

Esta conclusión es la que me lleva a pensar que el cambio legislativo necesario para que la conciliación de la vida familiar y profesional sea real tiene que ir, necesariamente,  vinculado a un cambio social en el que el cuidado de los hijos no recaiga, por definición, en las mujeres.

Supongo que este es el reto al que nos enfrentamos, ya que para que la normativa evolucione positivamente sobre este tema, necesitamos de unos legisladores que tengan claro hacia donde vamos, que las mujeres de las sociedades actuales somos mujeres trabajadoras, con carreras profesionales, con aspiraciones y que no estamos dispuestas a mal negociar nuestro desarrollo.

Sería ingenuo negar que nuestra condición reproductiva marca una clara diferencia con el sexo masculino,  y que esa misma cualidad, solo femenina, tiene un gran impacto en la vida laboral de las mujeres. Pero es justamente por este motivo que necesitamos de un ordenamiento jurídico que, teniendo en cuenta la realidad actual, elabore medidas que terminen con la precarización de la maternidad.

Es evidente que la organización familiar corresponde pura y exclusivamente a las familias y que tanto mujeres como hombres son libres, dentro de unos límites, para decidir la forma en la que crían a sus hijos. Pero, teniendo en cuenta la realidad a la que nos enfrentamos, entiendo de vital importancia una regulación por parte de los Poderes Públicos que brinde herramientas a las familias para que el desarrollo profesional de los progenitores sea realmente compatible con las cargas familiares.

Que para que esto sea posible, quizás sea necesario replantearnos la totalidad del modelo productivo /laboral, tanto de hombres como de mujeres. ¿Por qué no? ¿Por qué no aspirar a una vida que nos permita conciliar nuestra parte profesional sin resignar la posibilidad de disfrutar de nuestra familia?.

Todo cambio empieza con la habilidad de ver más allá de lo que nos viene impuesto, con no conformarnos.

Es muy importante estar al tanto de los derechos de los que somos titulares ya que el desconocimiento da lugar a una posible vulneración de los mismos.

Es por ello, y dado que la información es un buen comienzo, que en este espacio trataremos diversos temas relacionados con  nuestros derechos laborales.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 7, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo